University Times

El color de mi piel no me deja votar

Cuando votar se vuelve un privilegio en vez de un derecho civil

Brennan Hernandez

Brennan Hernandez

Nasario Vásquez Jr., Contributing Writer

Hang on for a minute...we're trying to find some more stories you might like.


Email This Story






La mitad del término presidencial marca un tiempo importante para los estadounidenses y toda persona que vive en los Estados Unidos. Las elecciones del 6 de noviembre son cruciales por la cantidad de senadores representantes en la cámara y gobernadores estatales que serán elegidos. Los nuevos oficiales electos servirán los próximos años en donde dos de ellos serán bajo la presidencia de Donald Trump. Entonces, ¿por qué son tan importantes estas elecciones y para qué debe de votar uno, si es que puede votar?

 

Para dar un poco de contexto, 33 asientos en el Senado serán debatidos, 36 estados y 3 territorios elegirán a un nuevo gobernador y todos los 435 asientos de la Cámara de Representantes forman parte de estas elecciones. Por esta razón es que estas elecciones son tan importantes. Las personas que entren a estas posiciones tendrán el poder legislativo y podrán aprobar o frenar políticas que mejoren o no a toda persona que viva en el país. Pero, ¿qué pasa si no puedes votar en las elecciones del 6 de noviembre?

 

En estados como Georgia, el votar se ha vuelto un privilegio en vez de un derecho civil. El candidato gubernamental en Georgia, Brian Kemp, quien actualmente es el secretario de estado ha bloqueado más de 53.000 registraciones de votantes –70% afroamericanos, según un reporte del American Public Media (APM). La ley que se promulgó en Georgia dice que si una persona no ha votado, entonces su nombre será borrado de la lista de posibles votantes. Su contrincante, Stacey Abrams, quien podría ser la primera gobernadora afroamericana en la historia de los Estados Unidos se ha dedicado a hacer lo opuesto.  Abrams ha hecho campañas desde el 2013 para registrar a futuros votantes. Por otro lado, Kemp ha bloqueado muchas de estas nuevas registraciones. Ahora uno de estos dos será elegido en las urnas el 6 de noviembre para ser el líder estatal de Georgia. Por esta razón, Georgia ha sido el epicentro de la discordia electoral del 2018. Se ha hecho una purga de posibles votantes, como lo describe Johnny Kauffman de NPR.

 

Georgia no se ha quedado solo en el plan de restringir a votantes como lo explica Ari Berman, autor del libro “Give us the Ballot: The Modern Struggle for Voting Rights in America”, en una entrevista con NPR. En Dakota del Norte se ha pasado una ley donde se pide que la matrícula o identificación que uses para votar tenga un domicilio actual. El problema en Dakota del Norte es que muchos nativos americanos que viven en áreas muy rurales tienen como domicilio un “apartado de correo” o P.O Box. Este domicilio no cuenta como domicilio permanente por lo tanto muchos nativos americanos no podrán votar. El método que estas personas han utilizado toda su vida para identificarse ya no servirá para votar. Lo crucial en Dakota del Norte es que en la carrera gubernamental, así como en Georgia, los candidatos son polos opuestos. La demócrata Heidi Heitkamp, recibió el 80% de votos de nativos americanos durante su carrera al senado en el 2012. Su contrincante republicano, Kevin Cramer, representa al partido que escribió esta ley de identificación para votar después que Heitkamp ganó en el 2012.

 

Estos dos ejemplos muestran cómo la retórica que ha adoptado el presidente Trump ha influido en muchos estados. El presidente Trump ha dicho que quiere incluir una pregunta sobre estatus migratorio en el censo 2020. El censo se encarga de calcular la cantidad de personas que residen en los Estados Unidos; ciudadanos o no. Lo que esto ocasionaría es que la gente que es indocumentada, como muchos Latinos y asiático-americanos, no querrán responder esta pregunta. Por lo tanto, no serán contados en el censo, y no tendrán representación que les beneficie. Normalmente el partido demócrata es popular en comunidades indocumentadas así que sufrirá muchas pérdidas en votos en el Senado y la Cámara de Representantes; inclinando políticas más conservadoras y represoras hacia las “minorías”. La Corte Suprema tiene el poder de aprobar leyes que aumenten las restricciones a votantes e incrementen leyes que expulsen a muchas personas a votar.

 

Por estos motivos las votaciones del 6 de noviembre son cruciales para elegir a representantes que restauren la humanidad, la moralidad y el decoro de los Estados Unidos; elegir a representantes que en verdad quieran ayudar a personas de color, al pueblo y a los jóvenes. El tiempo es ahora para rectificar las elecciones presidenciales del 2016.    

 

Print Friendly, PDF & Email

Leave a Comment

If you want a picture to show with your comment, go get a gravatar.




Navigate Left
  • El color de mi piel no me deja votar

    La Onda

    Latinos en la mira

  • El color de mi piel no me deja votar

    La Onda

    Elecciones históricas

  • El color de mi piel no me deja votar

    La Onda

    El Cipitío y las Maras Salvatruchas

  • El color de mi piel no me deja votar

    La Onda

    Los grandes nunca mueren

  • El color de mi piel no me deja votar

    La Onda

    Estudiante de CSULA inicia demanda en contra de DHS

  • El color de mi piel no me deja votar

    La Onda

    Derecho a la ciudadanía

  • El color de mi piel no me deja votar

    La Onda

    Ganarse la lotería no garantiza la felicidad

  • La Onda

    Todos a votar

  • La Onda

    Increíble hallazgo submarino

  • El color de mi piel no me deja votar

    La Onda

    Día de Muertos: Una dualidad cultural mexicana.

Navigate Right
The student news site of California State University - Los Angeles